Luego de tres meses de lucha los trabajadores de “Canale Llavallol” lograron obtener la custodia de los bienes ante el intento de vaciamiento de su dueño, el empresario Camilo Carballo, que había despedido más de 86 trabajadores luego de que anunciaran la conformación de una cooperativa.

Martes 13 de NOV (ANSOL)El fallo fue la consecuencia del pedido efectuado por los obreros a la Sindicatura para evitar que el titular de la firma se lleve las maquinarias para la planta de la misma firma que está ubicada en la provincia de Catamarca.

La sentencia fechada el pasado 6 de noviembre, pero que fue dada a conocer hoy por las autoridades del Juzgado Comercial N 2 de la capital Catamarqueña, hace lugar a la medida de resguardo y apunta directamente contra la autoridades de la firma, que ahora afrontaran el juicio sin los bienes de la empresa.

Marcelo Amodio, abogado de los trabajadores, explicó la medida judicial en diálogo con ANSOL: “Nosotros hicimos un pedido a la sindicatura ante la situación crítica en la que estaban los trabajadores, 3 meses sin cobrar y despedidos ilícitamente y el síndico y el juez Martín Ever Acosta entendieron que nuestro pedido tenía como objeto el resguardo de los bienes. Es una medida excepcional fundada en el intento de vaciamiento empresarial, con el fin de evitar la disminución del patrimonio en fraude a los acreedores”.

Consultado sobre cuál es el alcance de la medida explico: “La custodia le permitirá a los trabajadores ingresar nuevamente al predio. Está semana desarrollaremos un inventario y luego un plan de conservación de los bienes para entregar al juez. Es un paso muy importante porque en definitiva pone las máquinas otra vez en manos de los trabajadores”, le remarcó a ANSOL.

Además dijo “Los pasos a seguir no son públicos. Nos reservamos nuestra estrategia pero todo lo que hagamos va a tener que ver con la continuidad de las fuentes de trabajo”.

Permitida su reproducción total y/o parcial citando correctamente la fuente

ft

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *