La recuperada del barrio de Boedo pagó la última cuota del inmueble y ya piensa en avanzar con otros proyectos.

7 Nov, CABA (Ansol).- El lunes pasado no fue un día más para la cooperativa Gráfica Vulcano de la Ciudad de Buenos Aires porque luego de pagar durante 36 meses una deuda hipotecaria de más de 3 millones de pesos, heredada de la anterior gestión empresarial que dictaminó el cierre de la fábrica, concluyó con los pagos correspondientes.

“Estamos muy contentos. Pagar 100 mil pesos durante más de dos años no fue fácil; mucho más en un contexto tan hostil para la industria. Esto nos dará aire para avanzar con otros proyectos. Queremos crecer y producir más”, anticipó a Ansol Daniel López, presidente de la cooperativa dedicada a la producción de artículos de librería.

La gráfica se formó como cooperativa a principios de 2015, cuando los 16 trabajadores que hoy la integran se organizaron desde la calle en defensa de sus puestos de trabajo, tras la decisión del cierre definitivo por parte de sus directivos: “Por aquel entonces, hacíamos guardias afuera de la fábrica para que no desmantelen el lugar, llevándose las máquinas. Fue un momento de unión y compañerismo”, recuerda López.

Aunque las políticas actuales de ajuste por parte del gobierno, como la apertura de las importaciones y el aumento de las materias primas, impactaron en la producción y los números de la cooperativa, López se muestra optimista ante la finalización de la deuda: “Ahora nuestra prioridad es aumentar los retiros para los socios e ir sumando a sus familiares, de a poco, para formar una escuela. Debemos vender más para hacerle frente a la crisis”, finalizó.

Hace un mes, contaron toda su historia a una de las federación a la que están asociados, Fedecaba

Permitida la reproducción total y/o parcial citando correctamente la fuente

fl

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *