La fábrica de envases no justificó la medida y violó la conciliación obligatoria. Mientras no se acerca ningún directivo de la empresa a dialogar con los trabajadores, estos piensan en formar una cooperativa.

5 Nov CABA (Ansol).- “A 200 metros, trabajadores en lucha”, adelanta un cartel en la estación de tren Llavallol, en la provincia de Buenos Aires; se trata de los trabajadores de la fábrica de envases Canale, donde la semana pasada hubo 97 despidos sin justificación .

Los trabajadores despedidos, luego de un asesoramiento legal, confirmaron la intención de armar una cooperativa que resguarde sus puestos y la continuidad de la producción.

Actualmente, la empresa no presentó un estado de quiebra formal y, desde el Ministerio de Trabajo, se dictó una conciliación obligatoria por cinco días para que se abran las vías de negociación, pero ninguna autoridad de Canale se presentó en el lugar para hablar con los afectados.

“Desde el 2015 que la fábrica venía sufriendo distintos recortes. Primero, bajó el volumen de trabajo; luego pagaban atrasados; congelaron paritarias por dos años; nos sacaron insumos para trabajar como botas y trajes especiales; no tenemos ART; ni tampoco un servicio de enfermería como había antes. Aguantamos todo eso, pero no vamos a permitir que las familias se queden en la calle.”, enumeró a Ansol Oscar Amoro, oficial múltiple de Canale desde 2003.

Hoy, los trabajadores armaron una carpa al lado de la fábrica como método de resistencia, donde permanecen las 24 horas para custodiar que los directivos de la empresa no se lleven las máquinas de trabajo: “No estamos tomando el lugar, ni nada por el estilo. Es una manifestación pacífica por nuestras fuentes de trabajo. Cuando nos enviaron telegramas de despidos, nos avisaron que nos iban a indemnizar cuando los dueños vendieran las maquinarias. Y no lo vamos a permitir. La mayoría de nuestros compañeros supera los 40 años, ¿a dónde va a conseguir un empleo con la situación actual?”.

La fabrica está en un proceso de abandono: el pasto desbordado y, desde adentro, la falta de mantenimiento en las instalaciones hace que se incrementen la posibilidad desperfectos técnicos graves en el funcionamiento de los equipos de envasado.

Permitida su reproducción total y/o parcial citando correctamente la fuente

fl

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *