Corría el año 1920 cuando, en Bahía Blanca, un grupo de obreros -la mayoría ferroviarios- entendió que la frase “la unión hace la fuerza” era la mejor opción para combatir la crisis económica de aquella época.

(Portal de las Cooperativas).- Así, se unieron con el anhelo de resolver una importante necesidad que tenían en ese momento y que afectaba la economía de los hogares bahienses: el alto precio del pan. Con muy pocos recursos, pero con una idea clara de lo que significa “el esfuerzo propio y la ayuda mutua” organizaron una cooperativa panadera para producir el esencial alimento y llevarlo a la mesa de cada hogar. El pan tenía el precio justo y el peso exacto, y se vendía a la mitad de precio que en el resto de las panaderías.

Pasó el tiempo y las familias comenzaron a tener otras necesidades que podían satisfacer a través de esta empresa social, y fue así como en 1932 la joven cooperativa empezó a distribuir productos de almacén.

Ese, sin dudas, fue uno de los grandes pasos que dio la Cooperativa Obrera Ltda. de Consumo y Vivienda en su historia, y con el correr de los años esta iniciativa se fue afianzando, primero en los barrios bahienses y después se extendió paulatinamente a la región. En la actualidad, “La Coope” -tal como se la conoce- cuenta con 126 sucursales distribuidas en cuatro provincias: Buenos Aires, La Pampa, Neuquén y Río Negro.

En el presente, y con el mismo espíritu que sus pioneros, La Coope desarrolla distintas acciones orientadas a satisfacer las necesidades de sus consumidores y cuidar la economía familiar, entre otras “La Canasta de La Coope”, una canasta básica compuesta por 15 a 20 productos a precios súper convenientes, la adhesión a programas estatales como “Precios Cuidados” orientados a cuidar la economía familiar, el desarrollo de más mil productos de marcas propias, y sus acciones de ofertas ya conocidas: El Ahorrón de La Coope, Gran Barata de La Coope y Descuentazos de La Coope. También lleva adelante importantes acuerdos con cooperativas de diversos rubros, haciendo realidad el sexto principio cooperativo.

Cuando le preguntamos a la presidenta de la Cooperativa Obrera “¿Cómo se hace para llevar adelante una empresa social como la Cooperativa, en un mundo tan competitivo como el de hoy?”, la contadora Mónica Giambelluca reflexionó: “En primer lugar es para destacar el desinteresado aporte que hacen los consejeros de la Cooperativa, siempre atentos a los desafíos que tenemos por delante y con suma responsabilidad, junto a las gerencias departamentales, se toman las decisiones que nos permiten crecer y desarrollarnos. En segundo lugar el compromiso y profesionalismo de más de 5.400 colaboradores que prestan servicio en la Cooperativa y sus empresas vinculadas. Y lo más importante, el apoyo y la elección que hacen permanentemente por la cooperativa, más de 1.800.000 consumidores que son asociados”.

Concluyendo en este aniversario, tan cercano a los 100 años de la entidad, la presidenta envió un mensaje hacia la comunidad en general y los asociados en particular, “Quiero decirles Gracias, gracias por acompañarnos en esta tarea de fortalecer a la Cooperativa. Desde nuestro lugar hacemos el esfuerzo permanente para sostener el consumo de cada familia con la mejor calidad; y llegar a nuevas localidades con el servicio cooperativo, sumando nuevos asociados y creando más empleo”.

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *