El exsuperintendente de Control Popular del Mercado de Ecuador, Pedro Páez Pérez, asistió a la V Cumbre Cooperativa de las Américas y expuso acerca de la economía popular y solidaria de cara a un mercado expulsivo y concentrador a nivel mundial. La razón del mercado contra las razones de los pueblos. 
30 Oct (Ansol).- “La lógica de la codicia que cada vez está despegándose del mundo de la economía real, el mundo de la producción, del mundo del desarrollo científico, tecnológico, que está centrándose en una especie de hipertrofia parasitaria del a especulación está llevando a un nivel de tensión y un nivel de conflicto que está erosionando las condiciones de los Estados soberanos y las estructuras jurídicas. Esto plantea mucha tensión”, declaró Pedro Páez Pérez, economista y exsuperintendente de Control Popular de Mercado de Ecuador en el marco de la V Cumbre Cooperativa de las Américas.
Ante cientas de personas, brindó una conferencia magistral en el Hotel Panamericano de la Ciudad de Buenos Aires, acerca de las cooperativas y el sistema financiero para el desarrollo sostenible.
“es imprescindible poder construir desde el territorio y desde la comunidad mecanismos económicos viables que permitan impulsar otro tipo de prioridades, de lógicas y de valores, como las de vivir en excelencia, el buen vivir y las del cooperativismo”
Ante las preguntas de la prensa, advirtió: “Vienen por todo el aparato de la jurisdicción de la sociedad burguesa. Son las condiciones que abrieron las puertas a la primera y a la segunda guerra mundial con una crisis descomunal. Por eso es imprescindible poder construir desde el territorio y desde la comunidad mecanismos económicos viables que permitan impulsar otro tipo de prioridades, de lógicas y de valores, como las de vivir en excelencia, el buen vivir y las del cooperativismo. Hacen falta una heterogeneidad de formas de relacionarse y trabajar que ponen al ser humano por encima de la codicia del capital”.
“Tenemos que pelear por el derecho a la diferencia, a la identidad, que constituyen el horizonte del futuro de la humanidad. Necesitamos hacer que la razón de Estado entienda las razones del pueblo
Bajo las lógicas solidarias, expuso, hay una serie de relaciones que toman valor: las del amor y las del cuidado.
Los vínculos primordiales, con los hijos, con los amigos, con las parejas, con los padres, no pasan por el intercambio de equivalentes del mercado, de intentas obtener más y dar menos, y agregó: “Bajo estas lógicas se trata de darse. Esto está invisibilizado por el discurso predominante que está de moda. Si te pones a ver qué hiciera la sociedad más sofisticada de todas, con robots y automatización, ¿qué haría sin el amor, sin el cuidado? Es un trabajo no pago que no está en las cuentas nacionales ni en el producto bruto. Son cosas elementales. Por eso es tan importante esta cumbre continental del movimiento cooperativo, porque reivindica otra forma de organizar la economía, otra forma de hacer a la sociedad, que no pasa por las prioridades del mercado. A veces lo hacemos a la defensiva, como si tuviésemos que pedir permiso para ser lo que somos. A veces todo el sistema de regulación quiere que las cooperativas funcionen como bancos. Eso nos desnaturaliza”.
Por último, puntualizó en los desafíos del cooperativismo: “Tenemos que pelear por el derecho a la diferencia, a la identidad, que constituyen el horizonte del futuro de la humanidad. Necesitamos hacer que la razón de Estado entienda las razones del pueblo”.
(Ansol) SA

Editor Ansol

Ver todos los posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *