(Ansol).- El pronóstico decía “lluvias y tormentas fuertes” durante el sábado a la tarde, pero fueron el ruido de tambores y los cantos aguerridos por la urbanidad los que finalmente llenaron las calles de la villa 21/24, en el barrio de Barracas, Capital Federal.

La lista “Azul, roja y negra”, conformada por un frente social que incluye a varias organizaciones como el Frente Popular Darío Santillán, Movimiento Evita, Cta Autónoma, Barrios de Pie, el Frente Popular Venceremos, la Corriente Clasista y Combativa, la Corriente Popular Juana Azurduy, el Frente de Organizaciones en Lucha, La Emergente, y apoyan La Poderosa y La Emergente, inició la presentación de sus propuestas de cara a las elecciones para la Junta Vecinal del próximo 28 de octubre.

La Junta, integrada por nueve cargos, y de acuerdo con lo establecido por el propio Estatuto barrial, es una unidad de gestión política y administrativa de competencia territorial, donde hoy viven alrededor de 60 mil personas, aunque en el padrón electoral figuren 19500 para votar.

Entre sus principales funciones, se encuentran: la elaboración participativa de un programa de acción anual, su ejecución y la administración de su patrimonio; la presentación de proyectos referentes al mejoramiento urbano al Poder Ejecutivo y la participación en la planificación, prestación y control de los servicios.

“Como todas las listas, proponemos mejoras sanitarias, pero la diferencia es que nosotros hace más de 30 años que venimos trabajando y presentando proyectos a distintos legisladores con esos temas. Tenemos la mesa por la urbanización, que nació hace más de diez años, donde planificamos todo, pero el Gobierno de la Ciudad no nos da una chance de presentar proyectos. Estamos agotados. Por la crisis, los comedores y centros de salud no dan abasto. Es todo un caos. Por eso, apelamos a la unión de las organizaciones sociales para luchar por nuestros derechos básicos”, explica Dagna Aiva, una de las nueve integrantes de la lista.

El reclamo por la urbanización (instalación de cloacas, agua potable) es compartido por varias de las listas candidatas, ya que el lugar es uno de los contaminados por la cuenca del Riachuelo, cuyo saneamiento hoy es nulo.

Otro de los puntos en su plataforma es la obtención de los títulos y escrituras de las viviendas para los vecinos. Actualmente, la ciudad de Buenos Aires presenta una crisis habitacional estructural.

La Ley 341 de cooperativas de vivienda está frenada, aumentando la informalidad y la precarización de hábitat.

El acceso a créditos para una vivienda es insostenible debido a la inflación y dolarización del mercado inmobiliario, por lo que las construcciones espontáneas en terrenos fiscales periféricos aumentaron un 30% en los últimos cinco años.

“El sueño de la casa propia es también para los vecinos de una villa. Queremos que la mayoría pueda acceder a un título que los ampare como propietarios, porque es el mismo vecino quien a veces coloca la luz y arregla las tuberías. Por eso convocamos a todos a que se acerquen a votar, es importante que sepan estas cosas”, afirma Lucas Bogado, un joven candidato de 27 años quien también encabeza la lista.

Bogado también se refiere a un triunfo histórico de los vecinos el pasado viernes: la condena de la Justicia a seis integrantes de la Prefectura Naval Argentina, quienes recibieron penas de entre ocho y diez años por haber torturado a los jóvenes Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya en septiembre de 2016, en los alrededores de la villa.

“Fue todo gracias al empuje de los vecinos y los chicos de la Garganta Poderosa que se organizaron para denunciar y que no haya impunidad. La policía se mete mucho con los pibes. No estamos en contra de que haya presencia de las fuerzas de seguridad, sino de la violencia institucional que ejercen”, comentó Flavia Romero, principal candidata de la lista.

Hace 36 años que vive en el barrio y se emociona cuando toma el micrófono para hablarle a todos los convocados: “Luchamos por distintas obras, también por puestos de trabajo. Pero no hay que olvidarse de la salud y educación. Es increíble la cantidad de centros de atención que están cerrando. A veces no damos abasto cuando los vecinos vienen a pedirnos una mano. Queremos abrir más salitas y lugares de contención para victimas de violencia familiar, que hay mucho acá. Nunca lo vimos entrar al barrio a Horacio Rodríguez Larreta, que tanto habla sobre su trabajo en las villas. Me gustaría mostrarle todo lo que hacemos junto a las organizaciones. Es importante el voto del vecino para que el barrio no sufra tanto. Queremos sacar a los punteros del Pro en el barrio que dicen cuidarnos y se acercan solo en las campañas”.

anslbma23

View all posts

¡Seguinos!

Agencia de Noticias Solidarias