(Ansol).- César Malato y Héctor Acosta, presidente y secretario de la Federación Fedesam, respectivamente, compartieron el micro de Economía Social de la Pulpo LT9, donde Acosta, quien también es coordinador de Relaciones Internacionales de la Confederación Argentina de Mutualidades, acercó información del último cónclave de la Alianza Internacional de Mutualidades.

En Argentina, las mutuales suelen dedicarse a multiservicios, a diferencia de las del resto de la Alianza Internacional del Mutualismo, que se centran en salud. En Europa, resaltó Malato, el mercado privado no se hace cargo de los servicios que no les son rentables. Argentina, en cambio, ha alcanzado un modelos de desarrollo político económico que permitió que crezcan otras organizaciones como los sindicatos en el territorio de la prestación de salud.

El modelo argentino permite que las mutuales brinden cerca de 100 servicios diferentes que son garantizados por el excedente del ahorro y crédito.

La Unión Europea, que se constituyó hace 50 años para la libre circulación de personas y servicios, no permite, sin embargo, que sociedades sin fines de lucro pueda abrir filiales diferentes países.

En ese sentido, la Alianza Internacional está dando una disputa que también resulta de avanzada para América Latina, ya que se ampliaría la potencia de la economía social y solidaria.

Como resaltó Acosta, esto también resulta de importancia para el conjunto de la sociedad, ya que el sector privado remplaza a las personas con tecnología cuando esta avanza, mientras que el sector social aprovecha los avances tecnológicos para generar nuevos puestos de trabajo.

Argentina modelo

Acosta destacó que estas características de las mutuales argentinas vuelven al país un modelo para el viejo continente, y cerró: “Nuestro país tiene una larga trayectoria en que la solidaridad de las entidades las lleva a volcar sus excedentes a las comunidades”.