(Ansol).- “Vinimos para expresarle al Congreso, a la opinión pública y al Gobierno que la economía popular trabaja, produce, organiza su forma de vida y que no somos vagos ni planeros. Generamos una forma de abordar la difícil situación que sucede en el territorio con los tarifazos, la inflación y aumentos de insumos”, expresó Gildo Onorato, referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular sobre el feriazo que organizaron ayer los movimientos populares en la Plaza de los Congresos.

Más de 500 stands y puestos para mostrar la producción, charlas, promotores de salud, trabajo comunitario y social, cooperativas de viviendas que montaron réplicas de sus construcciones.

Onorato afirmó que la pelea contra el cierre del Argentina Trabaja y el Ellas Hacen está dando buenos resultados, por lo que espera que se firmen dos convenios para mantener obras de esos programas sociales.

También, contra la estigmatización que sufren las organizaciones, aseguró que los movimientos populares tienen la articulación de menos del 30 por ciento de estos programas.

Según aseguró, la cadena de comercialización genera una situación particularmente complicada para los cartoneros que rescatan lo que otros ciudadanos y empresas tiran, y lo transforman en algo útil. Muchas veces están organizados en torno a programas sociales del Estado para sostenimiento de espacios públicos y comunitarios.

Para Onorato, los índices que publicó el Indec semanas atrás no reflejan la situación de estos trabajadores, sino del campo, la metalmecánica y otros sectores a los que no pueden acceder quienes están en la pobreza estructural.

“Este sector es ya tercera o cuarta generación de desocupados, por lo que el acceso al empleo es aún más difícil. Nuestro sector no tiene posibilidades de competir con profesionales”, remarcó.

 

El Frente de Organizaciones en Lucha, que se pliega a determinadas luchas del triunvirato conformado por la CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa, afirmó ayer en un comunicado: “Con el nuevo programa Hacemos Futuro el gobierno pretende eliminar los puestos de trabajo que se regían bajo el programa Ellas Hacen y Argentina Trabaja, para transformarlos en capacitaciones. Pero desde hace un tiempo venimos denunciando que el achicamiento en presupuesto de educación, el cierre de cursos, la eliminación de sedes de FINES, las paritarias a la baja y el cesanteo a profesores, hacen imposible que el sistema educativo actual absorba a las miles de personas que cobran estos programas”.

El Frente Popular Darío Santillán, Corriente Nacional, la Corriente Juana Azurduy, Surcos, el Movimiento Mulcs e Izquierda Latinoamericana Socialista agregaron que el Ministerio de Trabajo pretende eliminar los programas laborales que dependen de su cartera y de los cuales dependen miles de trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular.

“No es momento de esperar. Es momento de organizar la bronca y salir a las calles para parar el ajuste del gobierno”, concluyó la trabajadora Dina Sanchez, organizada en el Frente Popular Darío Santillán.

anslbma23

View all posts

¡Seguinos!

Agencia de Noticias Solidarias