(Ansol).- Dos universidades nacionales, dos cooperativas de trabajo, una federación de cooperativas y  cinco comercializadoras de la economía social y solidaria trabajan colectivamente para el desarrollo de una plataforma de comercialización y gestión que facilite y fortalezca los procesos administrativos y de venta de la economía social y solidaria.

Con la participación de la Universidad Nacional de Quilmes (Unqui) y la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen), la  Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (Facttic), las cooperativas Geneos y Código Libre, las comercializadoras Caracoles y Hormigas, Mercado Territorial (Unqui), Colectivo Solidario, Puente del Sur y Consuma Dignidad (Unicen), los programas Chasqui y Odoo proponen articular el campo de la economía social.

Chasqui es una herramienta de licencia libre y multiplataforma que está especialmente diseñada para promover y gestionar la comercialización electrónica de productos de la Economía Social y Solidaria.

Por su parte, Odoo es un completo sistema de gestión empresarial (ERP) que cubre las necesidades de las áreas de contabilidad, ventas, compras, y almacén, entre otras. “La cooperativa Geneos agregó conocimiento específico a lo administrativo interno”, contó Cecilia Muñoz Cancela, directora de la Incubadora de Tecnologías Sociales.

Gracias a la articulación de ambas tecnologías, las comercializadoras podrán mejorar sus procesos organizativos y a los consumidores facilitarán su proceso de compra a través de una plataforma accesible para computadoras, celulares y otros dispositivos.

“Las herramientas están pensadas para un sector relacionado a los nodos de consumo, que se dediquen a realizar la comercialización, junto a distintos productores y consumidores. Ahí detectamos que había un gran faltante de desarrollo tecnológico para necesidades específicas de este sector. Ahora estamos aplicando la prueba piloto de estos programas, Chasqui y Odoo, que ya se vienen utilizando tiempo atrás. Lo que hicimos fue integrarlos a ambos, para que el productor no tenga que tener muchas herramientas, sino una sola que le facilite su accionar. La idea es que se implemente esta prueba piloto, y luego que se arreglen los errores que puedan surgir, y finalmente tener  una versión más estable, para que cualquier comercializadora de la economía social pueda utilizarla”, destacó a Ansol Mariano Larrondo, del programa de Economía Social y Solidaria de la UNICEN.

Desde julio de 2017, en el marco de un proyecto aprobado por el Programa de Educación en Cooperativismo y Economía Social en la Universidad, dependiente de la Secretaría de Políticas Universitarias, la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen), a través de la Facultad de Ciencias Exactas y el Programa ESS de la Secretaría de Extensión; y la Universidad Nacional de Quilmes (Unqui), a través de la Incubadora de Tecnologías Sociales y la de Economía, Mercado y Finanzas; trabajan junto a la Cooperativa de Software Libre Geneos, de la ciudad de Tandil, y a la Cooperativa Código Libre, de la ciudad de Quilmes – ambas miembros de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (Facttic) -, en el marco de un proyecto de alcance regional que lleva por nombre Procesos de comercialización regionales de productos de la ESS: implementación de tecnologías libres multiplataforma para su fortalecimiento”.

Para mediados de 2018 se prevé que las cinco comercializadoras realicen una primera implementación piloto de la tecnología desarrollada y que, en adelante, esta tecnología puede ser aprovechada integralmente por el sector.

“Hace más de 10 años la Unqui trabaja en conjunto con la economía social, productores, distribuidores y comercializadores. Desarrollamos estos programas porque en el territorio vimos que hacía falta”, contó Cecilia.

Ambas universidades vienen desarrollando ferias donde se comercializan producots de la economía social y se trabaja con monedas sociales.

“Todos los procesos de compra que entren desde Chasqui, serán gestionados por Odoo de manera eficiente, que te visibiliza cuánto stock tenés cargado, te dice si te faltan productos, te alerta si hay poca disponibilidad de mercadería, podés hacer campaña por mail, gestionar entregas y ver los costos asociados al transporte. Entonces, con las dos herramientas cumplís todo el proceso: del usuario hasta la comercializadora  y los productores”, señaló Martín Di Lisio, asociado de Geneos.

“Hay un público que está socialmente motivado y sensibilizado, pero no encuentra los mecanismos para consumir distinto. Tal vez realiza compras a través de e-commerce, pero no lo puede hacer con la economía social. Con Chasqui podrá hacerlo”, ejemplificó Muñoz Cancela, y concluyó: “La Unqui entiende que el vínculo entre la economía social y la universidad pública tiene que ser de ida y vuelta. Nosotros desarrollamos trabajos finales de estudiantes de la tecnicatura de programación informática que les permiten formarse, mientras aportan al sector. Ellos lo reconocieron como útil porque comenzaron, además, a conformarse como cooperativa de trabajo en software libre o conocieron agentes del cooperativismo y del territorio”.

anslbma23

View all posts

¡Seguinos!

Agencia de Noticias Solidarias