(Ansol).- En Uruguay, desde su creación por ley hace 10 años, las más de 470 cooperativas sociales del Mides generaron 6500 puestos de trabajo, a través de contratación de organismos públicos.

“Son personas en situación de vulnerabilidad. El 65% ocupado por jefa de hogar”, resaltó la directora de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social uruguayo, exactamente a un mes del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y subrayó la importancia del trabajo como elemento estructurador para la sociedad.

En ese país, existe un programa de cooperativas sociales cuyo objetivo es la promoción de oportunidades de desarrollo e inclusión social y económica de personas en situación de vulnerabilidad.

El plan promueve el aprendizaje de la gestión colectiva y la generación de ingreso formal a los distintos integrantes que conforman la cooperativa.

Un cuarto de los integrantes de la empresa social pueden no ser personas en condición de vulnerabilidad.