(Ansol).- La visita del Papa Francisco a Chile fue acompañada por 500 miembros de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular  (CTEP), quienes participaron de la misa que se realizó en Temuco por el Pontífice, quien además recibió al referente de la organización, Juan Grabois.

“Fue histórico para los compañeros, porque es un apoyo más a lo que hacemos todos los días. Si bien la situación nos hace encontrar en la calle, también lo hacemos en la fe y en el pensamiento, porque no todos los que fuimos somos cristianos o creyentes, pero sí compartimos las ideas de unidad entre las organizaciones y al lado de los que están últimos en la fila en este sistema. Seguimos sus palabras de ser artesanos de la unidad”, dijo a Ansol Lisandro González, miembro del Movimiento Evita y de la CTEP, presente en Chile.

Tras dicho viaje, se realizó un plenario en San Martín de los Andes, en el Barrio Intercultural en la comunidad mapuche Curruhuinca, en donde se realizarán jornadas de reflexión, balance y puesta en común, de las diferentes experiencias y realidades de todo el país.

“Se pusieron en eje sobre las tres tes: techo, tierra y trabajo, y le sumamos paz y pan. Se hablaron de esos cinco puntos para ver cómo poder profundizar nuestra organización, con compañeros de todo el país, y con espacios muy pequeños incluso, que están en pleno crecimiento y dando la discusión política, y eso demuestra que estando presente se ven los resultados con la gente”, concluyó González a esta agencia.