(Ansol).- En conferencia de prensa en la sede central de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), realizada ayer, se confirmó el viaje de 500 trabajadores de la economía popular a Chile con el objeto de escuchar la misa que realizará el Papa Francisco en la ciudad de Temuco, lo que significará una reafirmación de la lucha de las diferentes organizaciones por tierra, techo y trabajo.

“Se hizo un esfuerzo enorme para organizarse para que viajen 500 compañeras y compañeros de la economía popular, pero entendimos que era importante ir para poder estar con el Papa Francisco y escuchar su mensaje de paz, esperanza y acompañamiento de los más vulnerables de la sociedad”, dijo a Ansol, Constanza Guillen militante de la CTEP y del Movimiento de Trabajadores Excluidos.

Además, se resaltó que esta visita está relacionada con la participación de la confederación de la organización del Encuentro Mundial de Movimiento Populares, fomentada desde el papado, como una alternativa para la discusión, reflexión y construcción internacional de las organizaciones populares y de la economía social.

Tras, la misa, los trabajadores volverán para la Argentina y formarán parte de un plenario en San Martín de los Andes, en donde se realizarán jornadas de reflexión, balance y puesta en común, de las diferentes experiencias y realidades de todo el país.

“El encuentro se realizará en el Barrio Intercultural en la comunidad mapuche Curruhuinca, que se formó a partir de vecinos sin techo, a partir del trabajo cooperativo y la comunidad, y demuestra la convivencia y respeto entre ambas culturas.  Más allá del discurso nacional, en San Martín de los Andes, no existe conflicto entre los vecinos e incluso se logró que se ice la bandera mapuche en la plaza central. A través del diálogo se pueden establecer puntos de encuentro, sin tener que estigmatizar ni utilizar la violencia”, concluyó Guillén a esta agencia.