(Ansol).- Se dio ante la difícil situación que están atravesando las cooperativas ante el aumento de precios de los servicios y la caída del consumo, que impidió que los asociados pudieran disponer de una caja para las fiestas.
Con ayuda de empresas sociales, organizaciones y agrupaciones políticas, centros de estudiantes y la comunidad pudieron llevarla a cabo y serán a los trabajadores en la puerta de Madygraf, ubicada en Garín.
Esta última, aguarda por la ley de expropiación definitiva de la planta, que ya cuenta con media sanción de la cámara baja de la Provincia de Buenos Aires.