(Ansol).- La cooperativa acusó al gobernador Juan Schiaretti de no respetar los acuerdos realizados el año pasado mediante la firma de un acta de compromiso, y además de utilizar los terrenos que iban a ser destinados para otro proyecto inmobiliario, el programa Lo tengo.
“El gobernador nos dijo que no quiere saber nada con las cooperativas, porque dice que las cooperativas lo que quieren son los terrenos sociales para venderlos”, dijo a radio La ranchada el presidente del Movimiento de desocupados, Raúl Onofre.
Entre las exigencias al Ejecutivo provincial están el otorgamiento de terrenos y viviendas sociales, un bono de fin de año para la cooperativa de 2000 pesos, una tarjeta social de 600 pesos a los asociados y el acceso a los diferentes programas de la Secretaría de Equidad y promoción del empleo, como Microcréditos, Aprendiz, Progresar, entre otros.