(Ansol).- “Es el peor momento. Apostamos al diálogo, al trabajo junto al nuevo gobierno. Hasta el momento solo hubo buenas intenciones y diálogo con la gente del Belgrano Cargas, pero no hay nada concreto”, dijo a Radio Junín el presidente de la empresa, Pedro Rodríguez.
Al frente de la Cooperativa Talleres Junín (Coottaj), afirmó que los asociados reclaman “reflotar el convenio con la Nación para que el trabajo promedio llegue como corresponde para tener una continuidad laborar como siempre apelamos y nunca logramos”.
En febrero pasado, los ferroviarios advirtieron que la empresa dedicada a  la reparación de material rodante tenía un 90 por ciento menos de trabajo.
La situación en 2016 se contrapone a la que los trabajadores vivenciaron en 2014 cuando cerraron un convenio con el entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, para componer los vagones de la línea estatal de ferrocarriles Belgrano Cargas.
“Por primera vez en los 20 años de la cooperativa recibimos la visita de un ministro que viene, no solo a visitarnos, sino a traernos trabajo, que es lo más importante para nosotros”, expresó Rodríguez a Ansol en esa oportunidad.
Un año después, en mayo pasado y en el marco de la promulgación de la Ley de creación de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado que los declaró de “interés público nacional” y “objetivo prioritario de la República Argentina” a la política de reactivación; esta agencia entrevistó al trabajador.
“Me parece muy bien lo que se está haciendo con el tema de los ferrocarriles, la puesta en marcha de nuevos trenes y ramales. En lo que se refiere a este taller, en el cual estamos trabajando desde hace 21 años, no tenemos precisiones sobre si va a pasar al Estado o no. Sería una buena postura hacerse cargo del taller en sí para que de una vez por todas la ciudad tenga un taller como corresponde, con más gente trabajando”, había comentado Rodríguez, quien desde hace cuatro meses advierte sobre la apremiante situación de Coottaj de cara a las nuevas políticas estatales.