(Ansol).- Acompañado por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, Mauricio Macri eliminó las retenciones a las exportaciones de maíz, trigo, sorgo, carne, girasol y todos los productos agrícolas, menos la soja que bajará del 35 al 30 por ciento.
“El Estado va a dejar de recaudar mucha plata”, declaró Buryaile, aunque agregó que dicha pérdida se “va a compensar el año que viene con más impuesto a las Ganancias, Ingresos Brutos, a los sellos, etcétera”.
Con esta medida, el nuevo gobierno planea que las grandes cerealeras liquiden la producción guardada en silobolsas, que rondaría en u$8000 millones, que permitirían cumplir con su promesa de campaña de finalizar con las restricciones a la compra de dólares.
El presidente estuvo rodeado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , el líder sindical del sector agropecuario Gerónimo Momo Venegas , el dirigente rural Alfredo de Angelis, y el senador peronista Carlos Reutemann.