(Ansol).- Sobre el real acceso al trabajo, Soria recordó que el cooperativismo es la primera herramienta genuina para insertarse en el sistema laboral, y agregó que no se encuentran personas trans trabajando en kioskos, farmacias, ni tampoco en espacios estatales.
Sin embargo, dejó en claro que se trata de un proceso que demanda capacitaciones, entre otras iniciativas.
“La ley de Identidad de género es todavía muy joven. Antes ni siquiera se nos reconocía”, agregó el secretario de la cooperativa textil Estilo Diversa en la previa de la Marcha del Orgullo LGTBIQ 2015, que se realizará mañana, a las 16, desde Plaza de Mayo hasta Congreso y llevará el lema Por más igualdad real: Ley Antidiscriminatoria y Estado Laico, según publicaron sus organizadores.
A 23 años de la primera edición, la actividad también lleva como subconsignas Ni una menos. Basta de violencia machista y patriarcal; Ley por el derecho al aborto. Producción pública de Misoprostol; separación de la iglesia del Estado; no al racismo, la xenofobia y el sexismo; por un ámbito deportivo sin discriminación ni violencia; legalización del autocultivo y consumo de marihuana; y no a la violencia institucional.
También contará con una feria del orgullo, desde las 13, y cerrarán bandas musicales, a las 19.
Objetivos incumplidos
El pedido del año pasado no fue satisfecho: La movilización exigía una ley antidiscriminatoria en todo el territorio nacional, así como la derogación de los Códigos Contravencionales, que explícitamente criminalizan a personas trans en diez provincias argentinas.