(Ansol.)- “El producto que se logra es jugo concentrado, puro y aceites esenciales y subproductos como cáscaras, que sirve como alimento para animales”, explicó el titular de la Federación de Cooperativas de Corrientes (Fedecoop), Miguel Rosbaco.
La planta procesadora de jugos cítricos de la ciudad correntina de Monte Caseros, a 395 kilómetros de la capital provincial, comenzará a funcionar el 6 de octubre, según informó Nea Rural.
Con el emprendimiento, que fue impulsado por más de 500 cooperativistas, se podrán procesar 10 toneladas de naranjas y mandarinas por hora.
El presidente de la Fedecoop adelantó que mientras que en la primera etapa trabajarán 20 personas, se proyecta sumar a otros 20 trabajadores más para generar mano de obra indirecta “para quienes cosechan y dar la posibilidad de dar salida a muchas frutas que no tenían lugar”.