(Ansol).- En un acto encabezado por el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, se entregaron los documentos con datos personales, huellas dactilares, fotos que sacó la policía a detenidos, algunos en centros clandestinos de detención; causas de acusaciones por “delitos subversivos”, registros y actas del Servicio Penitenciario de personas detenidas ilegalmente que después resultaron desaparecidas.

Entre los archivos se encontraba el de Raúl Horton, víctima de la represión durante la última dictadura militar y padre del presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra).

En la actividad que se realizó el lunes pasado en el Salón Blanco de la sede gubernamental en Rosario, Cristian Horton recibió el legajo policial de su padre quien -junto a la madre del cooperativista María Cristina Lucchesi- enmarcó su lucha en el movimiento obrero de Villa Constitución, ciudad santafesina que en 1974 fue protagonista del Villazo.

Un año después del hecho, comenzó la represión y, tras vivir en la clandestinidad, los padres de Horton serían asesinados por los grupos de tareas de la policía santafesina en dos hechos diferentes en 1976.

“La apertura de los archivos secretos es clave para que se continúe con la búsqueda de la verdad y el juicio a los culpables; para que, algún día, se puedan cerrar las heridas que desde el siglo pasado arrastra nuestro pueblo”, enfatizaron desde Fecootra.